Los tres ballets de Tchaikovsky: El Cascanueces, El Lago de los Cisnes y La Bella Durmiente

El famoso compositor ruso escribió los tres ballets más reconocidos de todos los tiempos.
Los tres ballets de Tchaikovsky: El lago de los cisnes, la bella durmiente, el cascanueces
Los tres ballets de Tchaikovsky

La composición de "La Bella Durmiente" y "El Cascanueces" es el resultado de la estrecha colaboración con el coreógrafo M. Petipa. El coreógrafo le indicaba las características exactas de los tempos, ritmos y carácter de la melodía para cada pieza, así como la cantidad de los compases. Fue una de las más interesantes e impresionantes colaboraciones en la historia del ballet que tuvo grandes frutos.

“El Lago de los Cisnes” 1876

El primer ballet de Tchaikovsky, “El Lago de los Cisnes”, nos cuenta sobre la lucha eterna por el amor y la felicidad contra las fuerzas oscuras y sobre el amor como la expresión más humana. Este tema filosófico es un leitmotiv* del compositor y se observa en todos sus ballets.

*Leitmotiv es un término musical que indica un tema recurrente en una composición.

En la música de “El Lago de los Cisnes” predominan la lírica y episodios de alto dramatismo.

La dramaturgia musical está basada en el desarrollo de las escenas líricas y los momentos de culminación en el desarrollo del mundo interior de los protagonistas.

El leitmotiv de la protagonista principal, Odette —el cisne blanco— y la princesa, está presente en toda la obra. Se transforma desde un cuento triste sobre la fatalidad, hacia un movimiento dramático y termina como un himno patético de amor vencedor.

La característica musical de las fuerzas oscuras recuerda los temas de la fatalidad en las sinfonías del compositor. Al principio Tchaikovsky planeó un final trágico con la muerte de los protagonistas, que posteriormente fue cambiado.

La primera coreografía del ballet, en 1877 en el teatro Bolshoi, no fue exitosa. Las características sinfónicas de la música y el desarrollo dramático no fue representado con la coreografía.

En el año de 1895 la nueva versión del ballet se presentó en el teatro Mariinsky. La nueva interpretación coreográfica de Petipa e Ivanov fue bien recibida por el público. Por primera vez fueron encontrados los leitmotivs coreográficos de los protagonistas, las danzas sinfónicas de los cisnes, etc. Esta coreografía marcó la pauta para las posteriores presentaciones del ballet.

Escucha a continuación algunos temas de este ballet interpretados para una clase de la danza clásica:
La “Bella Durmiente” 1889

En 1889 Tchaikovsky terminó el ballet “La Bella Durmiente” que se estrenó en 1890 en el teatro Mariinsky con la coreografía de M. Petipa. Su dramaturgia musical corresponde al estilo de las óperas y sinfonías del compositor. Sus características principales son una completa estructura, desarrollo dramático y la expresividad psicológica de los personajes a través de la música.

El conflicto principal del drama está representado con los temas del Hada Carabos y del Hada de Lirio, que representan la maldad y la bondad.

La música en general se percibe positiva. La culminación de cada acto está representada musicalmente en tono mayor por adagios que tienen melodías líricas. Los valses tienen mucha importancia. La música al final de la apoteosis da una sensación de un mundo bello y bueno.

“La Bella Durmiente” es la obra maestra del coreógrafo Petipa, quien logró crear representaciones músico-dancísticas vivas e impresionantes, así como danzas sinfónicas y maravillosas escenas del cuerpo de baile.

Escucha a continuación algunos temas de este ballet interpretados para una clase de la danza clásica:

“El Cascanueces” 1891

El último ballet de Tchaikovsky es “El Cascanueces”. El tema principal que se escucha en la música es la lucha eterna de la maldad y bondad y de la fuerza de lo bueno y humano que siempre vence a la maldad. En esta obra se explica el tema a través de representaciones infantiles. La felicidad de la fiesta navideña y el sueño de la protagonista sobre el amor y el mundo bello, se contrapone a la representación del reino de los ratones, que son la exposición de la maldad.

Estas representaciones se realizan a través de las escenas de la música sinfónica. La profundidad lírica y dramática se combina en su música con la representación concreta y viva de los personajes (los muñecos, los ratones, las danzas de carácter del segundo acto) y estas características son muy especificas en este ballet. Además, para la exposición de los temas el compositor utilizó nuevos medios como el canto del coro de niños y la celesta (un nuevo instrumento musical de la época).

Lee también: La Historia y la Música de "El Cascanueces"

Escucha a continuación algunos temas de este ballet interpretados para una clase de ballet clásico:
Ya son más de cien años de la música de los tres ballets de Tchaikovsky y continúa actual, popular y reconocida a nivel mundial.

Cada Navidad se puede escuchar la música de “El Cascanueces” en cualquier parte del mundo; y los temas musicales de “El Lago de los Cisnes” y “La Bella Durmiente” se convirtieron en las obras maestras del ballet clásico.

¿Cuál es tu ballet favorito de Tchaikovsky?

Comenta este blog a continuación y compártelo.

9 visualizaciones0 comentarios
WhatsApp IBI.jpg